Magic Markers | Videos explicativos

¿Qué es una burbuja?

Publicado el_
29.4.2020

¿Qué es una burbuja financiera?

En economía, hablar de burbujas es contar una pequeña historia. Primero tenemos algo que está subiendo de precio y, en algún punto, la gente se vuelve loca: cada cual está dispuesto a pagar más que el anterior y el precio sube tanto que ya poco o nada tiene que ver con la realidad. Finalmente, hay un momento de revelación colectiva en el que todos se dan cuenta de que han caído en un error fatal. Y ahí la burbuja se revienta, se revienta porque el afán de vender rápido para no perderlo todo hace que bajen los precios de forma dramática. Lo que antes valía millones ahora no vale nada, ya nadie lo quiere.  

¿Ejemplos? Hay uno loquísimo en Holanda en 1630. Por esa época los holandeses se estaban enriqueciendo a toda velocidad y los tulipanes acababan de llegar importados desde oriente. La gente más rica empezó a sembrar los jardines de sus casas con estas flores, que antes de ser uno de los símbolos nacionales, fueron una señal de estatus y riqueza. El tema es que los tulipanes se demoraban años en crecer y hubo un momento frenético en el que la gente empezó a comprar y revender los derechos de flores que ya estaban sembradas pero que todavía no estaban listas para moverse a su destino final. El precio de las flores raras llegó a superar el precio de las mismas casas. Y cuando por fin llegó el momento de subastar los derechos finales para ver quién se quedaba con estas flores que tanto habían cambiado de dueño pero nunca de jardín, nadie apareció. Al otro día, la gente estaba tratando de vender al precio que fuera con tal de recuperar al menos una parte de la inversión. 

Un caso más contemporáneo fue la burbuja del punto-com. A principios de siglo, cuando se estaba consolidando el mundo de las páginas web, era tal el frenesí por invertir en este tipo de negocios que mucha gente se gastó millones de dólares en empresas que eran poco más que una página web. Por ejemplo, pets.com vendía cosas para mascotas a minoristas, comida, arena de gato, o sea, nada del otro mundo, pero como era pets-punto-com, como se supone que vender online iba a ser una revolución, recibieron un montón de dinero de inversiones, se lo gastaron publicidad, y al par de años se quebraron. 

Entonces, eso es una burbuja. Ahora, ¿Qué tiene que ocurrir para que muchas personas se vuelvan locas comprando y vendiendo a precios que obviamente no son reales? 

Bueno, consideren primero una situación normal. Cuando uno compra cosas —manzanas, carros, tiquetes de avión— la pregunta de si el precio es muy alto o no se puede responder con la propia intuición. Hay un punto en el que las cosas que deseas dejan de ser interesantes si el precio es demasiado alto. Puede que todos queramos manejar un Ferrari, pero no todos estamos dispuestos a pagar uno. 

Sin embargo, cuando estamos hablando de cosas que pueden adquirir valor con el paso del tiempo, como una casa o las acciones de una empresa, entonces ya no solo basta con evaluar cuánto estoy dispuesto a pagar por ser el dueño, sino también me interesa saber cuánto están dispuestos a pagar los demás, porque siempre está la posibilidad de revender en un futuro. Y ahí está la clave de las burbujas. Cuando las cosas se valorizan, la subida de precio se puede interpretar como una oportunidad para invertir. 

¿Ustedes cómo evalúan si un apartamento es muy caro? En parte, comparando precios, que está bien; en parte, calculando cuánto se ahorran de arriendo o cuándo podrían ganar si arriendan esa propiedad, que también es un buen criterio; pero además está esta otra pregunta, también muy pertinente, y es ¿Cuánto pagará la gente por ese apartamento en el futuro? 

Ah, pero ¿Qué pasa si todo el mundo piensa exactamente lo mismo? ¿En qué momento dejamos de preguntarnos cuánto vale el apartamento y en realidad nos empezamos a preguntar cuánto creemos que los demás creen que vale el apartamento? ¿Será que vivir en Bogotá sí es tanto mejor que vivir en otras regiones o será que todos quieren comprar acá porque todos quieren comprar acá?

Los precios son un mecanismo de decisión colectiva. En la medida en que cada cual compra y vende a precios más altos o más bajos, todos estamos decidiendo grupalmente cuánto valen las cosas. Sin embargo, para que esa idea funcione se necesita cierto grado de independencia en las decisiones de cada uno. 

Si llega un punto en el que todo el mundo compra con el plan de revender, es posible que se forme una cascada de información, un escenario en el que todos están siguiendo a los de adelante y las decisiones del grupo dejan de ser inteligentes. En la mayoría de los casos, imitar a los demás es una forma segura de comportarse, pero si no hay nadie que esté tomando decisiones con independencia de lo que hacen los demás, puede que todos estemos haciendo fila para… mmm.

En las burbujas, la única señal que el grupo está considerando es el hecho de que otros están haciendo lo mismo y es ahí cuando la gente se pone a invertir en cosas que realmente valen mucho menos. Algunos actúan con malicia pensando que hay gente muy boba por ahí, otros con ingenuidad, pero el hecho es que todo el mundo confía en que van a encontrar a otra persona que estará dispuesta a pagar todavía más y llega un punto en el que eso deja de ser cierto.

Volver al inicio
YouTube Magic Markers - Videos explicativosFacebook Magic Markers - Videos explicativosInstagram Magic Markers - Videos explicativos