Magic Markers | Videos explicativos

¿Por qué existen las estaciones?

Publicado el_
4.4.2018

¿Por qué cae nieve en algunos lugares del mundo y en distintos momentos del año? Es decir, ¿por qué existen las estaciones? Hay una respuesta corta y fácil de entender y es que alrededor de junio le da más sol al norte de la Tierra y alrededor de diciembre le da más sol al sur. Por eso conocemos la Navidad gringa como una época de nieve.

Ahora, la respuesta completa explica por qué ocurre eso de que el Sol pegue más al sur o al norte según el mes en que estemos.

Entonces, miremos primero el sistema completo: la Tierra, el Sol y el recorrido que hace la Tierra a lo largo del año. Y segundo: dejemos por acá unos conceptos que vamos a necesitar: traslación, rotación, inclinación del eje, solsticio y equinoccio.

Ya lo sabemos, el recorrido éste se llama traslación y dura 365 días 6 horas 9 minutos y 9,7632 segundos. Digamos que cuando la Tierra está por acá es junio; por acá es diciembre; por acá, marzo; y acá, septiembre.

El otro movimiento conocido es el de la rotación, que es el de la Tierra sobre su propio eje, el responsable de ponernos de frente al sol y de espaldas, de frente al sol y de espaldas. Y acá aparece el concepto central para entender las estaciones, los equinoccios y los solsticios, pues resulta que la rotación de la Tierra, como toda rotación, tiene un punto central que se mantiene fijo durante el movimiento (algo así como la manzana en la rueda de una bicicleta). Es el llamado eje. Y este es el concepto central: la inclinación del eje.

Por alguna razón, el eje de rotación no es perpendicular a la órbita, sino que tiene una inclinación de 23,44 grados, o sea que si uno mira la línea del Ecuador y la órbita de la Tierra, pues ve que no están alineadas. Y esta inclinación se mantiene a lo largo de la traslación apuntando para el mismo lado: el norte pa’llá y el sur pa’llá. O sea que cuando la Tierra está de este lado, el Sol pega más al norte; y cuando está acá, pega más al sur. Veámoslo de cerca. Sol a la derecha, Tierra a la izquierda. ¿Ven cómo, por la inclinación, el Polo Norte recibe sol parejo aunque la Tierra haya dado varias vueltas? De hecho, si uno está en el Polo Norte en este momento del año, nunca va a tener un atardecer, sino que verá el Sol dar vueltas sobre el horizonte, sin ocultarse, día tras día. Será verano en el norte.

Ahora, vayamos al otro extremo, a diciembre, y veamos de cerca: Sol a la izquierda, Tierra a la derecha. Por la inclinación, ahora es el sur quien está recibiendo más luz; será invierno en el norte y verano en el sur.

Así pues, ya sabemos por qué las estaciones son un fenómeno que cambia a lo largo del año. Porque la Tierra siempre le está dando vueltas al sol, pero el Polo Norte a veces apunta hacia afuera y a veces hacia adentro. Otoño y primavera serán cuando la Tierra pase por los puntos intermedios.

¿Y qué pasó con eso del solsticio y el equinoccio? Ah, pues son los nombres que le damos a estas 4 posiciones. Siendo el solsticio los extremos, o sea, cuando el Sol, visto desde la Tierra, está lo más al norte posible o lo más al sur. Y los equinoccios cuando está alineado con el Ecuador; cuando no está ni más cerca del norte ni más cerca del sur. Lo que implica que, durante los equinoccios, los días y las noches tendrán más o menos la misma duración. De hecho, de ahí viene su nombre.

Volver al inicio
YouTube Magic Markers - Videos explicativosFacebook Magic Markers - Videos explicativosInstagram Magic Markers - Videos explicativos